9 jun. 2008

El purgatorio de Jordi Sabaté


Purgo mi condena laboral en un apartado rinconcito del torreón costero donde vivo, en Sitges. Allí, sin ver el sol ni la playa ni las titis en bikini, me deformo la espalda día a día frente a un Acer con Windows Vista.

Pocas cosas consuelan mi tormento, pero entre ellas está una caja de 'chupa chups' con diseño de Roy
Lichtenstein, una estatua de cobre de Mao a la que rezo y una estación meteorológica Geonaute, que utilizo para saber qué día hace fuera de Internet. La banda sonora la pone el iPod Touch. En el disco duro con forma de pieza de Lego guardo mis 40 Gigas de canciones.

Jordi Sabaté
Jefe de la sección de tecnología de Consumer

1 comentario:

jordi dijo...

el disco duro se jodió ayer por la noche Sniffff...